Los aceites esenciales son tanto emocionantes como prometedores cuando se trata de cuidar su salud y la de su familia. Ya sea que esté aplicando los aceites tópicamente, disfrutando los beneficios aromáticos por medio de la difusión o tomándo aceites esenciales internamente, los efectos positivos de los aceites esenciales no tienen límites.
Por eso querrá asegurarse que los aceites esenciales que está utilizando sean capaces de desempeñarse según lo prometido. Usted querrá asegurarse que está eligiendo los aceites esenciales por su potencia y su pureza.

¿Cómo uso los Aceites Esenciales?


Si alguna vez ha disfrutado el aroma de una rosa, ha experimentado las cualidades aromáticas de los aceites esenciales. Estos compuestos aromáticos volátiles que ocurren naturalmente se encuentran en las semillas, corteza, tallos, raíces, flores y otras partes de las plantas. Los aceites esenciales proveen a las plantas protección contra amenazas ambientales y juegan un papel en la polinización de las plantas. Adicionalmente a sus beneficios intrínsecos para las plantas y ser hermosamente fragantes para las personas, los aceites esenciales se han utilizado por mucho tiempo para la preparación de la comida, tratamientos de belleza y prácticas de cuidado de la salud.



Qué son los aceites esenciales?


Los aceites esenciales son utilizados para una gran gama de aplicaciones de bienestar emocional y físico. Se pueden utilizar un aceite individual a la vez o en mezclas complejas en uno de tres métodos:
Aromático: Ciertos aceites esenciales, cuando se difunden, pueden ser muy estimulantes, mientras que otros pueden ser calmantes y tranquilizantes. Al difundir aceites esenciales también se puede limpiar y purificar el aire de olores no deseados.
Tópico: Los aceites esenciales son fácilmente absorbidos por la piel y pueden ser aplicados tópicamente.
Interno: Ciertos aceites esenciales tienen una rica historia culinaria y pueden ser utilizados como suplementos dietéticos para el bienestar específico.